• Mar. Jul 23rd, 2024

Malcolm X: un legado de luchas por los derechos del pueblo afroamericano

porPrensa Presidencial

Feb 21, 2022

Palacio de Miraflores, Caracas.- Al conmemorarse 57 años del asesinato del Malcolm X, el pensamiento de este líder afroamericano continúa siendo ejemplo de lucha para los pueblos del mundo.

El-Hajj Malik El-Shabazz, mejor conocido como Malcolm X, nace el 19 de mayo de 1925, en Omaha, Nebraska. Fue orador, ministro religioso y activista estadounidense, defensor de los derechos de los afroamericano. Malcolm X, fue un hombre que acusó duramente a los estadounidenses blancos de sus crímenes contra sus compatriotas negros, mientras que otras personas lo acusaron de predicar el racismo y la violencia.

Malcolm X, es considerado como uno de los más influyentes afroamericanos en la historia, así como uno de los dirigentes de izquierda más radicales de Estados Unidos.

Cuando tenía seis años, su padre fue asesinado por defender los derechos de los trabajadores, y su madre ingresó en un hospital psiquiátrico a causa de la locura que le produjo el hecho de perder la custodia de sus hijos.

En 1945 es condenado a 10 años de prisión, luego de cometer varios delitos como robos, prostitución y consumo de drogas en las ciudades de Boston y Nueva York.

La pobreza de su infancia y el racismo que sufrió su familia serían los motores para que “Red” -como era apodado debido a su cabello rojizo- se acercara al islamismo y se convirtiera en uno de los principales líderes de la Nación del Islam durante la década de 1960.

Al ser liberado en 1952, desarrolló una activa participación en el islamismo. En ese tiempo, la organización congregaba a la comunidad negra y denunciaba las políticas discriminatorias de Estados Unidos.

Durante 12 años, Malcolm X fue uno de los principales líderes de la Nación del Islam, atrayendo a los ciudadanos afroamericanos y a personalidades con discursos en contra del poder central.

En ese tiempo, sus avances políticos lo llevaron a trascender en la lucha por los derechos de la comunidad negra e inició un acercamiento en los procesos revolucionarios que vivía el mundo, como en los casos de Cuba y África, donde viajó e hizo la peregrinación a La Meca.

Para 1960, se reunió en el Hotel Theresa, en la ciudad de Harlem, con el líder cubano Fidel Castro, mientras éste participaba en Nueva York en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Según testigos del momento, Malcolm X le aseguró a Fidel que “mientras el Tío Sam esté contra ti, sabes que eres un hombre bueno”.

Debido a las profundas diferencias con Elijah Muhammad, jefe de la Nación del Islam, se precipitó su salida en 1964. En ese momento, es cuando se funda la Organización de la Unidad Afro Americana (OUAA) y la Mezquita Musulmana Inc.

Malcolm X apostaba en la unidad familiar y en la solidaridad del pueblo y, por lo mismo, fue un crítico del denominado sueño americano, al que prefería llamar pesadilla americana, asimismo apoyaba la continuidad de la cultura, la conciencia, educación, la religión y la política de los negros.

Influyó en los orígenes del Partido Pantera Negra, organización afro nacionalista, socialista y revolucionaria en EE.UU. entre 1966-1982, creada para la autodefensa del pueblo negro.

En su último discurso público en 1965, Malcolm X sentenció que “vivimos en una época de revolución, y la sublevación del negro norteamericano es parte de la rebelión contra la opresión y el colonialismo que ha caracterizado esta época. La revolución negra no es una sublevación racial. Estamos interesados en practicar la hermandad con todo el realmente interesado en vivir acorde a ella. Pero el hombre blanco ha predicado tanto una vana doctrina de hermandad que significa poco más que una aceptación pasiva por el negro de su destino”.

Debido a sus ideales revolucionarios, el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, año tras año ha destacado la lucha de este líder por los derechos de los afroamericanos. “Con su filosofía de lucha pacífica y brillantes discursos, logró agitar la conciencia del pueblo afroamericano que resiste y defiende hoy, su derecho a vivir en un mundo libre del dominio supremacista”, expresó a través de sus redes sociales.

Asesinato del líder afroamericano

El 21 de febrero de 1965, en el Audubon Ballroom de Manhattan, Malcolm X inició una reunión de la Organización de la Unidad Afroamericana. Poco después de que empezara a hablar hubo un par de incidentes iniciados por dos hombres en la sala y aprovechando la confusión, otros tres hombres se acercaron al escenario y dispararon más de 15 veces en su pecho con una escopeta recortada y dos pistolas.

Uno de los asesinos fue capturado y golpeado por la multitud, pero los demás lograron escapar. Malcolm X fue declarado muerto poco después de llegar al Centro Médico de la Universidad de Columbia.

El editor de su autobiografía, Alex Haley, lo caracterizó “no sólo como un líder negro que podía detener una manifestación de masas, sino también que se había convertido en el único que podía convocarla y lograr su éxito”.

Su discurso e internacionalismo, la claridad de sus ideas de liberación en Estados Unidos, y la humildad de sus actos, serían los ejemplos que luego tomarían organizaciones como las Panteras Negras y el movimiento antibelicista norteamericano, para practicarlas.

Para 2020, el fiscal del distrito de Manhattan reabrió la investigación, la cual determinó que dos de los tres hombres condenados por el caso, que pasaron décadas en prisión, serán exonerados después de una serie documental que cuestionaba el veredicto, también criticado por historiadores y académicos durante décadas.

Prensa Presidencial / Joelin Jiménez