• Mar. Jul 23rd, 2024

Revolución Bolivariana visibiliza rol protagónico de los campesinos

porPrensa Presidencial

Mar 5, 2022

Palacio de Miraflores, Caracas.- Con la entrada en vigencia de la Ley de Reforma Agraria el 5 de marzo de 1960, marco jurídico que se apuntó a transformar las relaciones sociales de desigualdad en el acceso a la tierra para el trabajador del campo, se inicia también la celebración en Venezuela del Día del Campesino.

Este conjunto de normativas se convertía en una esperanza para los productores del campo, quienes eran víctimas de la explotación del sistema dominante dirigido por los grandes latifundistas que no sólo les impedían el acceso a sus propias tierras, sino que contrario a la justicia, sometían a las familias campesinas y mantenían terrenos ociosos o empleados por debajo de su productividad.

Bajo este sistema dominante transcurrieron 40 años de los gobiernos neoliberales y la estructura de la tenencia de la tierra no varió sino que siguió en manos de las élites. Tampoco se logró un desarrollo agrario significativo, ni se elevó la calidad de vida de la población campesina.

Fue con la llegada a la Presidencia de la República del Comandante Eterno Hugo Chávez en 1999, que el Gobierno Nacional le dio un verdadero apoyo a los agricultores, otorgándoles beneficio y reconocimiento a todos los trabajadores del campo.

Chávez reivindicó lucha campesina por la tierra

La histórica lucha del campesino venezolano contra el latifundio fue reivindicada por el Comandante Hugo Chávez cuando firmó la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, para avanzar hacia un nuevo modelo agroproductivo que garantiza la democratización de la propiedad de la tierra y acompaña al sector con financiamiento, insumos, asistencia técnica, servicios y otras herramientas para la producción de alimentos.

La orientación revolucionaria de este instrumento, aprobado vía Habilitante y promulgado el 10 de diciembre de 2001, llevó al Estado a acompañar de manera integral al campesino para transformar su relación con los medios de producción y abonar el tránsito hacia la soberanía alimentaria del país.

Este Decreto de la Ley de Tierra y Desarrollo Agrario,formó parte de las 49 leyes aprobadas por el Ejecutivo el 11 de noviembre de 2001, y su contenido desató el descontento de las élites agrarias y empresariales quienes respondieron primero con un paro de actividades y más tarde con una cadena de acciones desestabilizadoras de la democracia que desembocaron en el golpe de Estado de abril de 2002.

Hacia la superación del rentismo petrolero

La visión inclusiva y de justicia social del Comandante Chávez se ve reflejada en las políticas que, desde el Ejecutivo Nacional, se impulsan en el país para fomentar el trabajo del campo como un mecanismo de superación del rentismo petrolero.

En ese contexto, la Gran Misión AgroVenezuela, se consolida como método para volver a la tierra, fomentando el desarrollo agrario del país y fortaleciendo la política de atención y defensa de los trabajadores y las trabajadoras del campo.

En el año 2018, el presidente de la República Nicolás Maduro, convocó al Congreso Nacional Campesino para lograr una verdadera Revolución en el campo que trace y profundice las acciones necesarias hacia el futuro productivo que Venezuela necesita. Además puntualizó que el Estado venezolano ha invertido en la agricultura y producción, con el propósito de impulsar y consolidar el modelo de la economía real en el país.

“El milagro económico de Venezuela tiene que empezar por el campo, por la tierra, por las manos de quienes producen de verdad”, expresó el Jefe de Estado y de Gobierno, durante una la jornada de economía productiva, en la que resaltó el trabajo llevado a cabo por la Gran Misión Agrovenezuela.

El Gobierno Bolivariano reconoce al campesinado como motor fundamental y estratégico para el desarrollo integral de la Patria y la soberanía alimentaria del pueblo.

Prensa Presidencial / Karla Cotoret