• Dom. Jul 14th, 2024

Presidente Maduro rinde honor al arquitecto de las cosas más sencillas

porPrensa Presidencial

Ago 23, 2022

Palacio de Miraflores, Caracas.- En un sentido mensaje, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolas Maduro, rinde honor al arquitecto de las cosas más sencillas, José Fructoso Vivas Vivas, Fruto Vivas, quien falleció este martes, a sus 94 años de edad.

“Qué honor haber contado con su sabiduría, su calidez humana y su inmenso amor por esta Patria. ¡Maestro Fruto Vivas! Gracias por haber promovido la esencia de la venezolanidad, a través de tus majestuosas obras. El arte despide a uno de los imprescindibles”, colocó el jefe de Estado venezolano en su cuenta de la red social Twitter @NicolasMaduro.

Conocido por sus ideales revolucionarios y su capacidad sin límites para crear, Fruto Vivas, el arquitecto de las cosas más sencillas, nació el 21 de enero de 1928, en la curva del Callejón del Verde, municipio Jáuregui del estado Táchira.

Obtuvo su título como arquitecto en la Universidad Central de Venezuela en 1956, logrando una destacada trayectoria profesional, que lo llevó a ser reconocido nacional e internacionalmente.

En 1955 trabajó con el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer para el Museo de Arte Moderno de Caracas y junto al español Eduardo Torroja, diseña el Club Táchira, ubicado en la ciudad de Caracas.

En 1987 obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura, y en el año 2000 se le otorgó el Premio Nacional del Hábitat.

Además, Fruto Vivas fue docente universitario, siendo Profesor Honorario de la Universidad Central de Venezuela, la Universidad de los Andes (Mérida), la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (Barquisimeto), la Universidad Autónoma de Santo Domingo (República Dominicana), la de Veracruz (México) y la de Cuzco (Perú).

Su capacidad sin límites para crear, lo llevó a ser el autor de La Flor de Venezuela, La Flor de los cuatro elementos, edificada en el Mausoleo del Comandante Hugo Chávez, trabajos emblemáticos que resaltan en su obra.

Contribuyó en los diseños arquitectónicos de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), en su espíritu patriota, guerrillero de la creatividad y promotor del diseño en la Revolución.

Fue en 1993 que propuso “el árbol de la vida”, proyecto de vivienda de vivienda multifamiliar el cual, en lugar de edificios verticales, plantea construirbloques horizontales de 3 pisos, con corredores intermedios que se cruzan a distintas alturas, conectadas con los sistemas de circulación vertical.

Prensa Presidencial