• Dom. Jul 14th, 2024

Génesis Garvett: Hay que escuchar la gente

porPrensa Presidencial

Ene 17, 2024

Palacio de Miraflores, Caracas.- La diputada y jefa de la Misión Venezuela Joven, Génesis Garvett, relató sus inicios en la política durante su participación en el quinto episodio de Maduro Podcast.

«Mi niñez siempre estuvo marcada por el trabajo social. Mi mamá era militante del MVR -Movimiento V República- y me formé con ese afecto por la revolución. Lo primero que nos enseñó, a mi hermana y a mi es que hay que atender y escuchar a la gente».

Recordó que su formación política inició a los 14 años en el liceo.

«Yo me convierto en chavista verdaderamente por decisión propia a los 14 años. Un día en el liceo estábamos debatiendo y un profesor me preguntó que era el socialismo y yo entendía el socialismo en la esencia, desde el afecto que yo sentía por la Revolución, pero no supe responder. Entonces llegué a la casa y empecé a leerme todos esos libros que mi mamá tenía sobre el socialismo», acotó.

Garvett subrayó que uno los principales escritores que la influenciaron fue Eduardo Galeano, con su libro Las venas abiertas de América Latina.

«En ese momento me conseguí con una frase de Eduardo Galeano que decía: Somos lo que hacemos, pero sobretodo lo que hacemos para cambiar lo que somos. Y ahí fue donde cobró sentido lo que significa ser revolucionario», recalcó.

La joven Diputada refirió que la esencia de la revolución radica en la transformación de lo que está mal para construir un mundo mejor.

«Lo perfecto no puede ser revolucionario, nada que es perfecto se puede revolucionar”.

Somos revolucionarios en la medida que entendemos que el orden que está establecido está mal y decidimos transformarlo. La sociedad y el capitalismo te enseñan a ser egoístas, individualistas, el machismo. Si tu lo entiendes y haces algo y lo transformas es revolucionario», puntualizó.

En ese contexto, el presidente de la República, Nicolás Maduro, enfatizó que la Revolución Bolivariana está basada en la esperanza, siempre viva y la espiritualidad intacta de luchar por cambiarlo todo.

«El chavismo es el bolivarianismo del siglo XXI, tiene las ideas y la fuerza de la realidad presentes pero al final es un sentimiento profundo de amor por la Patria, por el pueblo, por la humanidad, por la vida, porque las cosas siempre pueden ser mejor», reflexionó.

Prensa Presidencial/Karla Cotoret