• Mar. Jul 23rd, 2024

EE.UU. utiliza sistema interamericano en función de objetivos hegemónicos

porPrensa Presidencial

May 27, 2022
Foto: Prensa Presidencial/Zurimar Campos

La Habana, Cuba.- La exclusión por razones ideológicas de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas, que iniciará el próximo 6 de junio, confirma el interés de Estados Unidos “por controlar el sistema interamericano para utilizarlo en función de objetivos hegemónicos e imponer un poder fiscalizador de la democracia”.

En palabras del presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, la posición de EE.UU. apunta a la adopción de conceptos injerencistas “sin tener en cuenta los criterios de todos y excluyendo a países que tienen mucho que aportar” sobre los temas centrales de la Cumbre de las Américas.

“Dicen ser promotores de la democracia que deliberadamente confunden con su sistema, pero no son capaces de asegurar un espacio plural. Pretenden estar interesados en una relación constructiva con nuestra región, pero irrespetan las diferencias”, afirmó durante la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Desde el Palacio de la Revolución, ubicado en Cuba, señaló que EE.UU. silencia el justo reclamo de gobiernos que, de forma pública, enérgica y digna, abogan por una convocatoria que incluya a los países del hemisferio.

“Una América Latina y el Caribe unida en su diversidad, con voz firme y propia, articulada en la coordinación de nuestras estrategias de desarrollo y la defensa de la soberanía resulta esencial. Fragmentados podrían ignorar a cada uno de nuestros representantes, unidos nadie podrá silenciarnos”, sentenció.

Díaz-Canel aseveró que “el carácter de las relaciones hemisféricas debe cambiar”, dado que “es inaceptable la política de subordinación de muchos al mandato de uno solo, por poderoso que este sea”.

“Nuestra América cambió, ya no son posibles las exclusiones. La decisión de no invitar a todos es un retroceso histórico y todos los países deben ser invitados en condiciones de igualdad. Es irrespetuoso y lesivo a la soberanía de las naciones pretender decidir –desde la privilegiada posición del anfitrión- quienes la representan”, aseveró.

Ante las maniobras de exclusión, Díaz-Canel subrayó que es imprescindible afianzar los mecanismos de integración latinoamericanos y caribeños. En este sentido, destacó la necesidad de defender al ALBA-TCP como referente de concertación e impulsor de proyectos de cooperación que tributan a una región económica y políticamente más independiente.

“Llamamos a unir, no a dividir, a sumar, no a restar, a dialogar, no a confrontar, a respetar, no a  imponer”, puntualizó.

Prensa Presidencial/Karelis González