• Dom. Jul 14th, 2024

Exclusión de países soberanos en Cumbre de las Américas debilita su institucionalidad

porPrensa Presidencial

May 27, 2022
Foto: Prensa Presidencial/Zurimar Campos

La Habana, Cuba.- La decisión de Estados Unidos de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la IX Cumbre de las Américas, que se realizará en Los Ángeles, solo “consigue debilitar la institucionalidad” al cerrarle espacios a la pluralidad del diálogo constructivo con todos los países del Hemisferio Occidental.

“Nos preocupa que su convocatoria ignore la diversidad plena que –lejos de hacernos débiles- debería ser nuestra fortaleza como continente”, afirmó el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce, durante su intervención en la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Desde el Palacio de la Revolución, ubicado en Cuba, señaló que el veto de Washington evidencia que, a pesar de la retórica a favor de la democracia, no existe voluntad entre sus autoridades para cambiar sus políticas hostiles hacia gobiernos que no se subordinan a intereses hegemónicos.

Arce puntualizó que Cuba, Nicaragua y Venezuela son víctimas de medidas restrictivas de carácter económico, comercial y financiero por optar “a un camino diferente al trazado por la Casa Blanca”, acción que parece confirmar la práctica de recurrir “a cualquier tipo de instrumento para sancionar a los países que deciden seguir un camino distinto al de sus mandatos”.

“Las políticas de sanciones, embargos y bloqueos solo han traído sufrimiento, desasosiego en especial a los más humildes”, subrayó al demandar el  cese del bloqueo económico, financiero y comercial.

Al reiterar su rechazo enérgico a la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas, en nombre del Estado Plurinacional de Bolivia, enfatizó que no asistirá “mientras no se inviten a todos los gobiernos de los países de América en condiciones de plena igualdad jerárquica y de participación”.

“Ningún país puede arrogarse el derecho de decidir quienes forman parte o no de nuestro continente americano y tampoco ningún organismo internacional –como la Organización de Estados Americanos- puede servir única y exclusivamente a los intereses hegemónicos de una sola nación”, sentenció.

Unidad de la Patria Grande

Por otro lado, Arce condenó las amenazas a la unidad regional que suponen las maniobras de división, desestabilización y confrontación, “impulsadas por aquellos que nos ven como su patio trasero, como territorio de disputa por nuestros recursos naturales, como colonia para instalar sus bases militares y como ensayo de antiguas y nuevas formas de golpes de Estado”.

Exhortó a sumar esfuerzos para fortalecer espacios como el ALBA-TCP y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), así como para el resurgimiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) como plataformas de integración para el bienestar de los pueblos.

Prensa Presidencial/Karelis González